Desatando Energías Locales

Programa de Formación - Acción para Líderes Rurales

Prólogo

Contar con un nuevo estilo de liderazgo, colaborativo y emprendedor, es una condición esencial para alcanzar las metas y los objetivos propuestos en las políticas, los programas y los proyectos para el desarrollo  de los territorios rurales de las Américas.

El fortalecimiento de las capacidades de liderazgo en los ámbitos regional, nacional y principalmente territorial es indispensable para que los pobladores rurales sean protagonistas en la solución de los problemas que los afectan, empoderándose y apoderándose de las iniciativas y procesos de desarrollo de sus comunidades ya adquiriendo las habilidades y las destrezas requeridas para superar el circulo vicioso del paternalismo, el clientelismo y la dependencia.

Esta obra es otro aporte del Instituto  Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en pro del desarrollo de una agricultura competitiva y sustentable para las Américas, entendida como aquella q logra mejorar la productividad y la competitividad, que aumenta su capacidad para mitigar y adaptarse al cambio climático y para utilizar mejor los recursos naturales y que potencia su contribución al desarrollo de los territorios y al logro de la seguridad alimentaria y el bienestar rural.

Sistema de Gestión Estratégica para el Desarrollo de los Territorios Rurales, desarrollado por el Programa de Agricultura, Territorios y Bienestar Rural del IICA, y se constituye en una especie de guía para la acción del proceso de formación de líderes rurales. Está fundado en más de 15 años de experiencia desarrollada por el IICA en el marco del Proyecto Regional IICA-Holanda/LADERAS, ejecutado en el período 1995-2002, y en programas y proyectos de cooperación técnica implementados posteriormente en varios países del continente.

La finalidad es poner en marcha un amplio programa de formación de formadores de líderes rurales, que fortalezcan masivamente las capacidades de los actores locales, de 10 en 10, de 100 en 100, de 1000 en 1000, de 100 000 en 100 000 hasta contar con la masa crítica necesaria para realizar las transformaciones que requiere el mundo rural.

Dicho programa se apoyará en materiales e instrumentos de alta calidad para la formación de facilitadores, los cuales serán evaluados en condiciones concretas, y en una red de formadores y de líderes colaborativos con capacidad para desarrollar soluciones innovadoras a los complejos problemas del mundo rural.

Al final de cuentas, la eficiencia y la eficacia de las acciones y las inversiones de las políticas, los programas y los proyectos de desarrollo dependen de esa condición esencial. Es importante destacar que esta obra no hubiera sido posible sin la participación de cientos de mujeres y hombres del mundo rural, que nutrieron con su experiencia, sus sueños y sus esperanzas el contenido, los métodos y las herramientas que se resumen en esta guía para la acción del proceso de formación de líderes rurales

 

Víctor M. Villalobos

Director General del IICA